Miércoles 31 de Enero de 2018

Se realizó la segunda edición del reconocimiento “Leonardo Favio”

En esta ocasión fueron distinguidos la poetisa Rosa Cedrón, el gestor cultural “Pupeto” Mastropasqua y los músicos Luis Reales, Marcelo Sanjurjo, Luis Caro y Ricardo Arriagada.

En el recinto de sesiones se llevó a cabo hoy, miércoles 31 de Enero, otra edición –la segunda- del reconocimiento “Leonardo Favio”, que esta vez distinguió a la poetisa Rosa Cedrón, el gestor cultural Juan Bautista Pablo “Pupeto” Mastropasqua y los músicos Luis Reales, Luis Caro, Marcelo Sanjurjo y Ricardo Arriagada.
El acto fue presidido por la autora del reconocimiento, la concejal Marina Santoro (UC), que estuvo acompañada por los concejales Patricia Mabel Serventich (AA), Marcos Gutiérrez, Verónica Lagos, Balut Olivar Tarifa Arenas y Virginia Sívori (UC), Mercedes Morro y Ariel Ciano (1País), Mario Rodríguez (presidente de la comisión de Cultura, UCR), Vilma Baragiola y Cristina Coria (UCR) y Angélica González (CC).
En primer término fue proyectado el video institucional “Historias de Abuelas. La identidad no se impone”, realizado por personal del teatro Auditorium-Centro Provincial de las Artes.
“Leonardo Favio es uno de los nombres más importantes del cine y la música argentinos. No sólo porque los rasgos de nuestra cultura atraviesan su obra de punta a punta de un modo claro y reconocible, sino porque sus películas se han convertido en una marca profunda en el corazón de dicha cultura. Son pocos los artistas que pueden estar orgullosos de semejante logro. En homenaje a toda su obra impulsamos este reconocimiento a los artistas marplatenses, para que sigan luchando por las causas sociales a través del arte. En este acto se reconocen a artistas locales que fomentan la cultura comprometida con el campo social de nuestra ciudad”, se expresó durante el acto de presentación de los artistas reconocidos.
Luego, Santoro dio la bienvenida: “Buenos días a todos. Es la segunda edición que hacemos en la casa de todos los marplatenses y batanenses. Favio es uno de los hombres más importantes de la cultura nacional y popular latinoamericana. Por eso, estamos distintos bloques políticos hoy. Porque nos representa a todos. Estamos haciendo una devolución a la cultura marplatense, hecha con sensibilidad y compromiso social. Ojalá sea regulada por una ordenanza que garantice su continuidad”.
A continuación, Mario Rodríguez expresó: “Agradezco a Marina, que es la autora de la iniciativa, y a los artistas reconocidos. Favio ayudó a salvar muchas vidas durante la situación de violencia, la tragedia vivida en Ezeiza en el regreso de Juan Perón. Fue un militante con actitud valiente. Es importante destacar esto en una sociedad que convive, lamentablemente, con genocidas, a quienes no queremos en la ciudad”.
Después, al momento de los reconocimientos, con proyección de videos alusivos a las personalidades distinguidas, recibió en primer término Rosa Cedrón, poetisa, integrante de una familia inmersa en las diversas variantes del arte. “Quiero agradecer al Honorable Concejo Deliberante la distinción, que me hace muy bien. A todos, a los compañeros presentes y a los que no están, a la familia también”.
Pupeto, por su parte, que empezó su derrotero como artista plástico, trabajó luego incansablemente a favor de la difusión de la cultura local como gestor y administrador, además de fundador de espacios vitales. Fue creador de la escuela de artes visuales, de la escuela de pensamiento contemporáneo, del cine arte universitario y del departamento cultural de la UCIP, entre otros, además de programador del teatro Diagonal. La fotografía fue, también, su gran pasión. “Es muy emocionante estar en este Concejo. Y ojalá que la defensa de la cultura sea una actitud cotidiana, siempre, de todos los días y no en actos puntuales. Tener algún tipo de relación con el nombre de Favio es emocionante. Y estar junto a los músicos que admiro tanto y junto a Rosita, es maravilloso. Son baluartes de la identidad marplatense”.
En tanto, Reales, Caro, Arriagada y Sanjurjo expresaron su apoyo a las organizaciones de derechos humanos que en noviembre de 1982 bregaban por la Memoria, Verdad y Justicia, participando en el I Festival por el canto a la libertad y la esperanza, que tuvo lugar en el club Alvarado. Reales manifestó: “Gracias, es un honor muy grande para mí, estar acá. Nos une la militancia, el compañerismo y la búsqueda de la familia. Agradezco mucho la distinción”.
Después, Sanjurjo expresó: “Hace años viví en el Bosque Peralta Ramos, que sentí amable, porque no tenía que aclararle a mis hijos que en tal lugar vivía un genocida. Estoy feliz por recibir este reconocimiento junto a compañeros de toda la vida. Y lleva el nombre de un argentino, que transformó en belleza todo el dolor que sintió en su infancia. Su música, su cine, su compromiso, que fue el concepto general de su obra. Estamos siempre, a lo largo de estos años, manteniendo viva la memoria de nuestros desaparecidos”.
Finalmente, Arriagada acotó: “Nosotros nos juntábamos en bares. Y así fuimos convocados al festival por Alberto Toledo, una de las tantas pérdidas sufridas en los últimos tiempos. Hay que seguir teniéndolos presentes y seguir luchando”.