Viernes 1 de Junio de 2018

En el Honorable Concejo Deliberante se llevó a cabo una Mesa de Trabajo sobre Sistema Urbano de Drenaje Sustentable

En el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon se llevó a cabo hoy, viernes 1 de Junio, una Mesa de Trabajo para analizar el proyecto Sistema Urbano de Drenaje Sostenible (SUDS). El encuentro fue promovido por los concejales Verónica Lagos y Daniel Rodríguez (UC).
La jornada se desarrolló en el recinto de sesiones, presidida por la concejal Lagos. Estuvo también el concejal Marcelo Fernández (AM) y varios representantes de la Universidad, de ONGs de organismos como el EMVISUR, entre otros.
Lagos dio la bienvenida a los presentes y dijo: “Hay problemáticas vinculadas a las precipitaciones, sobre cómo prever sus consecuencias, cómo el manejo medioambiental en las playas. Hubo experiencias exitosas de manejo de esta cuestión, y otras que no han sido exitosas, pero estamos predispuestos a sumar el conocimiento y la visión de los actores involucrados en esta Mesa de Trabajo, para armar un rompecabezas que permita hacer un abordaje multidisciplinario”.

Argumentos del proyecto sobre Drenaje Sustentable

La problemática de la red de drenaje local y la contaminación del frente costero, y la necesidad de contar con un sistema efectivo, eficiente, integral y sustentable para el tratamiento de las aguas de lluvia.
El Partido de General Pueyrredon hace del mar su principal fuente de recursos económicos, turísticos, recreativo, paisajísticos, y principal rasgo de identidad.
El municipio de General Pueyrredon se ve afectado por el cambio climático por el que se registra en los últimos años un aumento de las lluvias anuales. Mientras el histórico anual es de 921 milímetros, en el 2010 se registraron 960 mm, en el 2012 958 mm, en el 2014 1244 mm, en el 2016 1159 y durante el último período anual se registraron alrededor de 1500 mm evidenciando un claro crecimiento en la cantidad de lluvia que debe soportar el sistema de drenado de la ciudad.
El Estado municipal debe gestionar y realizar políticas públicas para prevenir problemas como inundaciones y contaminación, impidiendo la sobresaturación de los alcantarillados y mejorando la calidad de agua mediante procesos naturales.
El mar es nuestro espacio esencialmente de convocatoria popular y principal rasgo de identidad. Como tal debemos maximizar su cuidado y conservación, evitando que, después de cada lluvia, la suciedad de la ciudad termine en el mar y en las playas contaminando nuestro principal recurso.
Es constante la queja de las y los vecinos de la ciudad por la basura y el estado de las playas, fundamentalmente las que tienen las desembocaduras de los pluviales.
El 19 de Marzo de 2015 finalizó la obra del Emisario Submarino resolviendo una de las grandes problemáticas medioambientales de la ciudad. En la actualidad, ningún índice de los obtenidos en las playas de Mar del Plata se acerca a los parámetros internacionales que recomiendan que no haya más de 35 bacterias (enterococos) por cada mil litros de agua. En continuidad con el saneamiento del Mar es necesario mejorar el sistema de drenaje.
Es importante retener el mayor tiempo posible las aguas de lluvia en su punto de origen sin generar problemas de inundación, minimizando los impactos del sistema urbanístico en cuanto a la cantidad y calidad de las escorrentías, y evitando así sobredimensionamientos o ampliaciones innecesarias en el sistema, para reproducir de la manera más fiel posible, el ciclo hidrológico natural previo a la urbanización o actuación humana.
Existe actualmente un proyecto de Sistema Urbano de Drenaje Sostenible (SUDS) que fuera presentado públicamente por la Asociación Civil Centro de Estudios Políticos Encuentro (personería jurídica N° 40759) el 16 de Junio de 2017 el cual resulta aplicable al Partido de General Pueyrredon. Los SUDS son aplicados en gran parte de la Unión Europea, EEUU donde el ejemplo de la ciudad de Santa Mónica en el estado de California, se asimila a la realidad de nuestro municipio, Australia, Japón, Bogotá, San Pablo, entre otras ciudades.
El Sistema Urbano de Drenaje Sostenible (SUDS) es una respuesta a los problemas que se derivan del continuo crecimiento de las ciudades. La expansión de la urbe provoca una progresiva impermeabilización del suelo y va alterando el ciclo hidrológico natural del agua, y además al disminuir las superficies de absorción se necesitan cada vez más colectores de agua de lluvia.
Los SUDS son una alternativa y un complemento al tratamiento convencional de las aguas de lluvia en las ciudades constituyéndose como una ayuda a los sistemas convencionales de alcantarillado, que son obras de infraestructura de elevados costos.
Su aplicación ha demostrado un notable mejoramiento del sistema de drenaje urbano y permite mejores innovaciones gracias al trabajo conjunto entre el estado, los entes privados y las casas de estudio.
En virtud de la actual realidad surge la necesidad de afrontar la gestión de las aguas de lluvia desde una mirada integral, diferente a la convencional, que combine aspectos hidrológicos, medio-ambientales y sociales.
La Ordenanza Nº 23.079 promulgada el 06/03/2017 declara de utilidad pública y sujeto a expropiación varios inmuebles a fin de ser utilizados como reservorios de detención de aguas pluviales y espacios públicos y encomienda al Departamento Ejecutivo gestionar la sanción de la ley.
La concejal Marina Santoro, perteneciente al Bloque de Unidad Ciudadana, presentó la Ordenanza 22957 promulgada 22/12/2016 donde encomienda a Obras Sanitarias Mar del Plata Sociedad de Estado, previa factibilidad, la colocación de mallas y/o redes de contención para residuos sólidos en todas las desembocaduras y/o tramos intermedios de desagües pluviales que vierten directamente en playas y mar.
Obras Sanitarias presentó en el 2011 un Plan Hidráulico que contempla convenios de asistencia técnica para estudios, mantenimiento de pluviales y limpieza de arroyos. El convenio es complementario al Sistema Urbano de Drenaje Sostenible (SUDS) y permite un mejoramiento del sistema.
Es necesario proteger y mejorar el ciclo natural del agua en entornos urbanos.
Es prioritario proteger la calidad de las aguas receptoras de las escorrentías evitando su contaminación, en nuestro caso el mar.
Hay que solucionar la incapacidad hidráulica de la red de colectores convencionales (red de alcantarillado).
Hay que integrar el tratamiento de las aguas de lluvia y paisaje urbano, desde una mirada social creando espacios públicos de uso recreativo, educativo y deportivo.
Se puede incrementar el valor del entorno con un enfoque paisajístico creando nuevos usos y al mismo tiempo minimizar los costos de infraestructura que requieren las obras de infraestructura como son la red de alcantarillado, colectores y grandes reservorios.
Se adjunta al Plan Hidráulico de Obras Sanitarias Sociedad de Estado (O.S.S.E) el Sistema Urbano de Drenaje Sostenible (S.U.D.S). Se plantea esta medida “a los fines de instrumentar medidas para la captación de aguas provenientes de lluvias y residuales, considerando las características del Partido de General Pueyrredon, previo informe de factibilidad por parte de dicho organismo”.
En el proyecto se plantea la aplicación de las siguientes medidas de carácter no estructural:

A) Reducción de los volúmenes de basura que se generan, a través de una nueva campaña intensiva de concientización que potencie el sistema de reciclado y reutilización ya vigente;
B) Realización de campañas, control y recepción de denuncias para impedir conexiones cloacales ilegales al sistema pluvial como desechos químicos;
C) Campañas para alentar y propiciar la reutilización de agua de lluvia para diferentes usos;
D) Producción de Normas específicas para los S.U.D.S;
E) Empleo de cooperativas de programas sociales para el mantenimiento y limpieza de arroyos y para la construcción de los diferentes sistemas S.U.D.S en las áreas de baja y media densidad y en los espacios verdes públicos próximos a la costa;
F) Incentivar y concientizar a los entes privados mediante campañas y estímulos en pos de prevenir un uso inadecuado del sistema de drenaje;

El Artículo 3º dice: Adóptense las medidas estructurales que se requieran, teniendo en cuenta cada situación y previendo los plazos necesarios, para:

A) La instalación de cámaras de separación continua de residuos en forma de embudo que se ubicarán interceptando el flujo de cada cañería de desagüe pluvial en puntos próximos de su desembocadura utilizando como referencia. Las desembocaduras Avenida Constitución, Torreón del Monje, La Perla, Las Heras y Puerto, por ser los pluviales de mayor envergadura, serán los lugares prioritarios de aplicación que deberán ser analizado y estudiado por la mesa de trabajo creada al efecto en el artículo 4.- de la presente, previo análisis de factibilidad.
B) La creación de un sistema de Transporte Permeable que corra paralelo a caminos, tales como cunetas verdes y franjas filtrantes, y pavimentos filtrantes;
C) La implementación de un sistema de Infiltración o control de agua en origen en las zonas de media y baja densidad, así como la construcción de superficies permeables en los parques y espacios verdes públicos de la ciudad, para que se reduzca el volumen de agua que llega a la red de alcantarillado convencional.
D) La creación de sistemas de tratamiento pasivo al final de la red, construyendo depósitos de laminación y filtrado de agua para prolongar la estancia de las aguas pluviales por un período de tiempo, antes de su vertido al mar, que permita el tratamiento de filtración y decantación y el mejorado de la calidad de las aguas de escorrentía de un modo simple, evitando la contaminación del mar;
E) La construcción de grandes reservorios de hormigón o depósitos de detención profundos en los que se anticipe y reduzca el caudal de punta y los problemas de inundaciones. En dichos reservorios el agua de lluvia se retendrá por un tiempo, se filtrará y decantará, utilizando la parte superior de dichos reservorios, para una función social, actividades de uso público, actividades educativas, deportivas y recreativas.
Artículo 4º: Créase la Mesa de trabajo y seguimiento de la aplicación de S.U.D.S, bajo la forma de unidad de gestión, la que será autoridad de aplicación y estará integrada por un representante del ejecutivo local, dos de OSSE, un representante de la Universidad Nacional de Mar del Plata, un representante de cada colegio profesional que tenga incumbencia sobre la materia.
Artículo 5º: La mesa de trabajo y seguimiento generará propuestas desde una mirada interdisciplinaria e integral que contemple el planeamiento, diseño y gestión de las aguas de lluvia dando importancia tanto a los aspectos medio-ambientales y sociales como a los hidrológicos e hidráulicos, dentro del marco teórico de los SUDS. Asimismo, analizará proyectos y su posterior desarrollo, y el seguimiento de la aplicación del SUDS.

ANEXO 1

Los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible, que se aplican desde hace más de 20 años en numerosas ciudades del mundo (Barcelona, Santa Mónica, Australia, Tokio, entre otras), modifican la concepción donde el drenaje urbano está centrado únicamente en la cantidad de agua a evacuar, sin tener en cuenta la calidad del agua que es vertida al medio ambiente, en nuestro caso al mar y la incapacidad progresiva que dicha red de drenaje va teniendo en función del incremento de las lluvias merced del cambio climática.
Los sistemas de alcantarillado están diseñados con el objetivo de evitar inundaciones sin considerar el potencial daño ambiental intrínseco al medio ambiente. Además, hemos evidenciado que el cambio climático provoca en el Partido de General Pueyrredon tormentas cortas en término de tiempo de duración pero de mucha descarga de agua, generando que el sistema se colapse y se generen inundaciones. Por otro lado, la falta de mantenimiento de la red de colectores reduce la capacidad de drenado de las alcantarillas.
Actualmente, en muchos países, se promueve una reforma en el planeamiento urbanístico considerando unas nuevas técnicas de drenaje que gestionen de forma eficiente la calidad de las aguas de escorrentía urbana. Un estudio presentado por el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC) estima que sólo en Estados Unidos más de 3 billones de litros de agua de lluvia contaminada terminan vertiéndose en los sistemas de alcantarillado, canales fluviales y ríos, con todos los riesgos sanitarios y ecológicos que eso supone. Ante esta situación EEUU aplicó el SUDS para poder reducir este flagelo.
Japón, Australia, el mencionado Estados Unidos y varios países de la Unión Europea son quienes han desarrollado este sistema con importante éxito. En Reino Unidos su desarrollo y construcción está motivada y fomentada desde los diferentes estamentos del estado, y existen plataformas donde las empresas constructoras y proyectistas comparten y valoran sus trabajos.
España, por ejemplo, se encuentra muy lejos del nivel alcanzado en Reino Unido. Sin embargo en Madrid se ha creado el Plan de Mejora de Calidad de las Aguas del río Manzanares, donde se han construido tanques de tormenta para recoger el agua y asegurar la calidad del tramo urbano del río y su ecosistema fluvial aguas abajo del mismo.
En el País Vasco, varias empresas implementan técnicas del SUDS y también existen asociaciones empresariales dedicadas única y exclusivamente a diseñar y comercializar algunas de las técnicas de drenaje urbano sostenible.
Las experiencias que podemos recoger en España son: la de Torre Baró en Barcelona, la ampliación de la Castellana en Madrid o la incorporación de SUDS al nuevo planeamiento urbanístico de Paterna (Valencia) donde se destaca la planta y sección del depósito de detención en el Parque Apeadero.
Por último, ya es noticia que Santander presentó un nuevo planeamiento urbanístico que tiene como finalidad hacer un entorno más sostenible e incluir los SUDS como uno de los medios para alcanzar ese objetivo.

ANEXO 2

Objetivos Generales de los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenibles (SUDS)

Reproducir el ciclo hidrológico natural del agua, previo a la intervención del Ser Humano, mejorar el ciclo de agua en los entornos urbanos, integrar el tratamiento de las aguas de lluvia al paisaje, maximizando el servicio a la comunidad a partir de la creación de espacios públicos de uso recreativo, educativo y deportivo, proteger la calidad de las aguas receptoras de las escorrentías, evitando su contaminación (Mar, ríos, arroyos), embellecer las calles e incrementar el valor del entorno con un enfoque paisajístico, creando espacios con nuevos usos y al mismo tiempo minimizar los costos de infraestructura que requieren la construcción de alcantarillado, colectores, reservorios, entre otros y evitar inundaciones y reducir volúmenes de escorrentía y caudales punta (o caudal pico) mediante elementos de retención y filtrado en el origen de las aguas de lluvia y minimizar las áreas impermeables.
Los sistemas más empleados para favorecer la permeabilidad de la escorrentía en origen son:

Tejados verdes, pavimentos permeables, franjas filtrantes, cunetas verdes, muros vegetados, depósitos de detención en superficie, estanques, humedales.

Definiciones:

En hidrología la escorrentía hace referencia a la lámina de agua que circula sobre la superficie en una cuenca de drenaje, es decir la altura en milímetros del agua de lluvia escurrida y extendida. Normalmente se considera como la precipitación menos la evapotranspiración real y la infiltración del sistema suelo.
La hidrología es una rama de las ciencias de la Tierra que estudia el agua, su ocurrencia, distribución, circulación, y propiedades físicas, químicas y mecánicas en los océanos, atmósfera y superficie terrestre.
La hidráulica es la rama de la física que estudia el comportamiento de los fluidos en función de sus propiedades específicas. Es decir, estudia las propiedades mecánicas de los líquidos dependiendo de las fuerzas a las que son sometidos.
El Paisaje Urbano es una construcción colectiva, en la que intervienen múltiples actores de diversos ámbitos y con intereses y posibilidades variadas. Es la conjugación de habitantes, arquitectura, usos y actividades, espacio público y naturaleza en la ciudad que se manifiesta de manera tangible e intangible.
El Paisajismo es el diseño y construcción de espacios verdes exteriores, tomando en cuenta el entorno. A través del diseño colaborando al desarrollo ambiental del espacio exterior, ofreciendo alternativas de bienestar y procurando elevar la calidad de vida de la sociedad.
Es el arte o proceso por el cual el hombre utiliza la naturaleza como herramienta para integrar lo urbano con lo natural, y así poder obtener espacios favorables para nuestro ecosistema, espacios que nos ayudan a controlar la contaminación, y sobre todo que nos ayuden a tener una vida más sana, limpia y des estresante y también obtener otros beneficios que aporten a mejorar la calidad de vida.
Paisaje sustentable es una categoría del diseño sustentable relacionado con el planeamiento y diseño de los espacios exteriores. Este puede incluir aspectos de la sustentabilidad como los aspectos ecológicos, sociales y económicos del paisaje.
Por ejemplo, el diseño de un sistema de drenajes urbanos sustentable puede contemplar: hábitat para la fauna y flora; implementar espacios recreativos, porque la gente gusta de la presencia del agua; ahorrar dinero, porque la construcción del alcantarillado público es costoso y las inundaciones causan daños muy costosos.