Viernes 15 de Junio de 2018

La situación de los Adultos Mayores, analizada por distintos actores involucrados en su bienestar

La Dirección de Adultos Mayores de la Municipalidad de General Pueyrredon llevó a cabo hoy, viernes 15 de Junio, una Jornada de Trabajo para evaluar la situación de los adultos mayores en el distrito.
Participaron del encuentro Leticia Moyano, de la Dirección de Adultos Mayores; de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, área de Adultos Mayores, Karina Ponce; la directora general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, Sonia Rawicki; hubo representantes de la ONG “Ciudad Inclusiva”, del ANSES; del HIGA; la diputada provincial Alejandra Martínez (Convicción Peronista); los concejales Verónica Lagos (UC), Claudia Rodríguez y Marcelo Fernández (AM).
En primer término, Moyano señaló: “Estamos tratando de generar un espacio de trabajo, sin tanta formalidad, en el marco del Día Internacional de la Toma de Conciencia del Abuso y del Maltrato en la Vejez, establecida por la ONU. Todos los años nos enfrentamos al desafío de pensar estrategias para ver cómo los adultos mayores puedan ejercer cada vez más sus derechos. La situación, con sus avances y retrocesos, nos interpela. Pensamos cómo generar espacios favorables en este contexto, donde a veces parece que vamos a contramarcha. Hay que pensar estrategias, sabiendo que tenemos un marco normativo que es fundamental: la Convención Interamericana sobre Adultos Mayores. Es un desafío que ese texto sea realidad, más aún en un contexto desfavorable. La etapa de aumento del envejecimiento de la población nos interpela aún más. Hay que generar estrategias para que el texto de la Convención se represente cabalmente en las personas mayores”.
Por su parte, Ponce agregó: “Buen día para todos. Gracias por participar. La expectativa que tenemos es grande porque el desafío es grande. El pueblo tiene que empezar a trabajar sobre estas conquistas. El dato que dice que más del 50 por ciento de los adultos mayores de Mar del Plata vive en hogares pobres nos interpela para ver cómo podemos mejorar la calidad de vida. Y ver cómo mejorar la ciudad para hacerla más habitable. Es un desafío para todos: pensar políticas públicas a desarrollar orientadas a mejorar su calidad de vida, que requerirá un trabajo arduo, minucioso y creativo”.