Lunes 10 de Septiembre de 2018

Se llevó a cabo una mesa de trabajo sobre el uso medicinal del cannabis, sus implicancias científicas y sociales

Investigadores del CONICET y de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) brindaron hoy, lunes 10 de septiembre, una serie de disertaciones sobre el uso medicinal del cannabis y sus implicaciones sociales, científicas y legales.
La mesa de trabajo fue convocada por la concejal Verónica Lagos (UC) y contó con las presencias del juez Mario Juliano; del Grupo de Extensión “ConCiencia Cannabis” y del Grupo Interinstitucional de Investigación en Cannabis Medicinal, ambos de la facultad de Ciencias Exactas y del CONICET.
En primer término, Lagos dio la bienvenida a los presentes: “Esta jornada pretende ser abierta, donde se pueda ceder la palabra para escuchar sobre investigación, sobre usuarios. La salud es un derecho humano y debe ser garantizado por el Estado y no penalizado por el sistema judicial, por una persecución constante a usuarios. Con el paso de los años se ha visto más en las redes sociales sobre los usos terapéuticos y medicinales. Se trata de ver cómo se garantiza el acceso a estos usos. Estamos en la caja de resonancia de Mar del Plata y Batán, que es el recinto de sesiones del Concejo Deliberante. Y debemos aprovecharlo”.

Contexto de la convocatoria

En abril del 2017 el Gobierno nacional promulgó la Ley 27.350 de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados que fue sancionada por el Congreso a fines de marzo.
Dicha ley es la que da el marco al registro para recibir el aceite de manera gratuita que, por ahora, es importado. Además, establece que el Estado debe impulsar, a través de los laboratorios de Producción Pública de Medicamentos, la fabricación de cannabis en todas sus variedades y su eventual industrialización en cantidades suficientes para su uso exclusivamente medicinal, terapéutico y de investigación.
Sin embargo, desde hace tiempo familiares adultos y niños y niñas que padecen epilepsia refractaria, cáncer, artritis, fibromialgia y VIH que no pueden aliviar el dolor por no acceder al aceite de cannabis de manera gratuita y sus derivados en variedad de cepas para su rotación, tal como lo establece la Ley 27.350, reabrió el debate.
En Mar del Plata existen distintas organizaciones que estudian e impulsan la utilización del cannabis medicinal.
Cabe destacar que el mes pasado la Defensoría del Pueblo bonaerense le solicitó formalmente al Ministerio de Salud de la Nación que autorice a pacientes y familiares con diferentes enfermedades el autocultivo de cannabis con fines medicinales hasta tanto el Estado garantice el acceso gratuito al aceite de cáñamo y sus derivados.